5 cosas que ponen triste a tu perro

Al igual que a nosotros, a los perros también les entristecen determinadas cosas, que pueden llegar a dejarles huella e incluso forjar sus caracteres en el caso de los cachorros. A continuación menciono 5 cosas que podrían poner triste a tu perro, y el motivo por el que lo harían. Tal vez pienses que son obvias pero a juzgar por lo que sufren algunos perros, no todas las personas han de ser conscientes 😉

perro triste1. La falta de atención

Tienes que tener en cuenta que tu perro, a no ser que vivas en un lugar amplio como una casa de campo, pasa varias horas rodeado de nulas distracciones y, por lo general, poco espacio de juego. Su tiempo libre y sus momentos de ocio dependen, la mayoría de las veces, de los paseos que le des, la atención que le prestes y el tiempo que le dediques. Llegar a casa y no prestar atención a tu perro, así haya pasado el día prácticamente solo, no solo conducirá al animal a estar triste; arruinar ‘’su momento’’ minará su autoestima, especialmente si todavía no ha alcanzado la edad adulta.

2. Los gritos

No es difícil regañar a un perro por cosas que ha hecho mucho antes de que nos diésemos cuenta. Además de ser natural que un perro realice cierto tipo de travesuras (especialmente siendo un cachorro), no nos paramos a pensar que si ha pasado tiempo, probablemente él no recuerde qué hizo, o quizá ni siquiera sabe que lo que hizo está mal. Normalmente, las travesuras de nuestros canes se deben al punto anterior. Por otro lado, enseñarle con qué objetos puede jugar y con cuales no, es imprescindible para evitar que coja o rompa todo cuanto tenga a su alcance.

Cometa el fallo que cometa, no es necesario gritar para regañarle. Bastará con mantenerte firme y tranquilo/a frente a él, usando tus brazos a modo de paredes para cerrar cualquier vía de escape. Se sentará o tumbará frente a ti en algún momento (no debes darle tú la orden) y será entonces cuando deberás mantenerte un par de minutos frente a él, para luego darte la vuelta y alejarte sin prestarle atención alguna.

3. La falta de ejercicio

La realización de ejercicio es una actividad básica para tu fiel compañero, pues necesita estar al aire libre, correr y ‘sentirse libre’. Por ello, dejar que tu realice el máximo ejercicio posible mejorará su ánimo y su estado de salud, evitando que se sienta irritado y estresado.

4. El maltrato físico

perros tristes

En muchas ocasiones, los dueños de los canes tienen tendencia a levantar la mano si hacen algo mal, o incluso les dan empujones o patadas si creen que ‘están donde no deben estar’. El maltrato físico, además de ser totalmente innecesario, pone a los perros al límite de su estado de ánimo; sienten debilidad, miedo, incomprensión…

Las consecuencias del maltrato físico suelen ser muy difíciles de rehabilitar, pues el miedo y la desconfianza generan en ellos un estado de estrés constante que muchas veces se expresa en agresiones. Para que tu perro no desarrolle conductas agresivas, lo primero que debes hacer es eliminar cualquiera de ellas de tu rutina.

5. El aislamiento

Los perros son animales sociales que necesitan contacto con seres de su especie y personas distintas a las que conviven con ellos. Deja que comparta experiencias con otros perros, olfatee a sus anchas para conocer mundo... Pasar mucho tiempo solo afecta más de lo que crees a su estado de ánimo, más si la soledad va acompañada del encierro. Si no tienes tiempo suficiente para dedicarle o estás ausente de casa, busca la manera de que no se sienta abandonado, ya sea con la ayuda de familiares y/o amigos u optando por contar con un paseador de perros.

Y es que no solo se considera abandono al hecho de dejar al perro en la calle sin posibilidad de volver a casa, sino todo aquello que derive a la falta de atención: dejarle solo en el hogar para pasar varios días de viaje, encerrarle en una terraza mientras hay personas en casa…

Por otro lado, muchas personas consideran también que mudarte y dar en adopción a tu perro es abandono, pues el animal te recuerda y se considera un miembro más de la familia, situación que puede dar lugar a una depresión. En estos casos lo mejor que se puede hacer es seguir visitando al animal en la medida de lo posible.

3 Respuestas

  1. Jonathan Hernández dice:

    Interesante tu artículo, como todo lo que publicas y por cierto lindas fotos del Pug yo quiero tener uno pero por el momento no por falta de espacio. Además de compañero le va a servir a mi hija para que le genere una responsabilidad. Los gritos es de lo peor y no solo para los perros incluso para una persona, en lo personal detesto los gritos prefiero un lugar con poca luz y mucha tranquilidad.

  2. Francisca Parra dice:

    No entiendo como puede haber gente que realice estos 10 actos tan tristes para nuestros perritos. Miro la imagen del Pug en tu articulo y me da una pena tremenda 🙁

  3. Margarita Ramírez Zermeño dice:

    muy interesante tocar todos estos puntos porque las mascotas son seres muy vulnerables, hay mucha violencia contra ellos y no se pueden defender . Me lastima muchísimo ver los perritos callejeros pasando tantas necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *