Golpes de calor en perros: Cómo identificarlos y evitarlos

En España estamos pasando días de mucho calor que nos hacen sentir realmente exhaustos. Y lo peor es que aún quedan altas temperaturas que soportar, que hay que tratar de pasar con cuidado porque pueden incluso causar problemas de salud. ¿Te has parado a pensar que tu compañero de 4 patas sufre como tú y no puede expresarlo con palabras?

Para intentar prevenir que tu mascota sufra un golpe de calor – uno de los casos más graves de hipertermia, que también afecta a los perros -, el Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia ha difundido unos simples consejos que he creído conveniente traer al blog.

El primero de ellos es evitar lugares cerrados que no dispongan de ventilación, así como la exposición a la luz directa del sol. Partiendo de estos ya tienes gran camino hecho, puesto que son factores esenciales para que la temperatura corporal no ascienda rápidamente. Intenta pasear con tu can en las horas menos sofocantes del día y siempre incluyendo agua fresca y limpia para ambos.

El segundo de los consejos es simple y llanamente obvio. Nunca dejes a tu mascota encerrada en un coche o un espacio reducido. Si lo hicieras (), en solo 10 minutos, tu perro podría sufrir daños mortales.

El tercer consejo que da el ICOVV y que también hay que tener en cuenta, es prestar especial atención a aquellas razas que tengan alguna característica susceptible. Por ejemplo, los cachorros y los más veteranos, son propensos a sufrir dolencias por golpes de calor. Las razas braquiocefálicas (aquellas que tienen el morro chato) y las de pelo oscuro, también han de ser tratadas con más cuidado. Así como si el animal, pese a no cumplir con lo anterior, tiene alguna enfermedad diagnosticada.

¿Y si tu perro sufre un golpe de calor?

Si te encuentras en esa situación es porque has detectado uno o varios de los síntomas: mareo, jadeo en exceso, debilidad y/o apatía hacia ti. En ese caso, corre a poner su cuerpo en un lugar con sombra, refréscalo con agua y humedece su boca sin forzar a que beba.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *