Los perros, más inteligentes que los gatos: tienen el doble de neuronas

¿Alguna vez te has preguntado qué tan diferente es la inteligencia de un perro y un gato? Un estudio publicado en Frontiers in Neuroanatomy afirma que los perros tienen mayor cantidad de neuronas que los mininos: el doble.

Los autores de este análisis liderado por Suzana Herculano-Houzel, profesora de la Universidad Vanderbilt (Tennessee, Estados Unidos), han analizado las neuronas de la corteza cerebral – la parte más evolucionada del cerebro – de varios carnívoros como los perros y los gatos. Gracias a ello, han descubierto que los primeros tienen unas 530 millones de neuronas corticales, frente a las 250 millones de los gatos.

Suzana explica:

Creo que la cantidad absoluta de neuronas que tiene un animal, especialmente en la corteza cerebral, determina la riqueza de su estado mental interno y su capacidad de predecir lo que está a punto de suceder en su entorno, según la experiencia pasada.

En principio, el título de este artículo no era el objetivo del estudio; la intención era confirmar la hipótesis de que los cerebros de los carnívoros tienen más neuronas corticales que los de los herbívoros de los que se alimentan (y comprobar que la caza, a nivel cognitivo, es más exigente). Suposición que no se confirmó al determinar que la cantidad de neuronas en relación al tamaño del cerebro en carnívoros pequeños y medianos, era prácticamente la misma que la de los herbívoros.

Y no es esta la única creencia popular cuestionada por la investigación. También es común pensar que los cerebros de los animales domésticos son más pequeños que sus parientes salvajes, sin embargo, las proporciones del cerebro de las especies domésticas analizadas, no varió demasiado respecto a las de sus parientes silvestres.

Concretamente, las especies analizadas en el estudio fueron el hurón, el gato, la mangosta, el mapache, la hiena, el león, el oso pardo y el perro. Tras él, ya es posible afirmar que éste último tiene la capacidad biológica de hacer cosas más complejas y articuladas que los felinos. Así no fuera esta la conclusión que los investigadores buscaban.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *